Políticos dominicanos, véanse en espejos ajenos. ¡Cuidado!

Nunca se debe olvidar, aunque en ocasiones se logre engatusar a los pueblos que se tengan bajo su poder, que no procede estar jugando con la inteligencia de los mismos; y, mucho menos, nunca ignorar, el que estos siempre recuerdan los despropósitos pasados cometidos en su contra.

Que   cuando reaccionan aquellos, lo hacen de muy mala manera; que no hay muralla, ni ejercicito para detenerles, una vez avanzan en pos de retaliar, o vengarse.

Con el significativo tiempo que resta para que se produzca un nuevo proceso electoral en esta nación, ya los dirigentes de los principales partidos políticos del ruedo local, incluyendo el oficialista de turno, cuya gestión ha dejado tanto que desear hasta ahora, están pretendiendo ir de nuevo sobre los mismos rieles de siempre.

En ese tenor se tienen, las promesas que se hacen en el aire; demagogias a granel; posverdades; floridos discursos “allantosos”; titulares periodísticos para entretener, o hacer desviar la atención de la gente sobre las principales problemáticas que agobian a esta sociedad, etc. Todo de cara al 2024.

Para lo que falta de éste, y durante el próximo año 2023, nada se dice de corregir, o recomendar medidas, respecto de los entuertos. los serios problemas, que vienen acogotando a este pueblo.

Sobre la escasez de servicios públicos generalizada; la falta de agua; salud pública, educación hoy, peor que cuando Trujillo; endeudamiento externo escandaloso; impuestos a la población abusivos; electricidad deficiente, y cara; especulación con los combustibles; la canasta familiar; el caos en el tránsito vehicular; inseguridad ciudadana, etc. De esas cosas, nadie quiere hablar. ¡Intentar venderse como mejor sí!

¡Todo es para después que pase el proceso electoral; para ahora nada! Eso significa que, el asunto es buscar votos, para continuar en el poder; o, alzarse con el mismo, los que no han llegado. Después de la contienda, tampoco se va a hacer nada. ¡Es más que previsible!

¡Despierta pueblo! Nada de confundirse. A concienciarse, sí es lo que procede. Solamente quieren tu voto para continuar subidos en el palo; o, encaramarse por primera ocasión los que no han estado en el mismo.

Políticos, se pueden llevar tremendo chasco en esta ocasión. Ya este pueblo está aprendiendo a conceptualizar, por cuánto le han hecho pasar

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

Recogiendo lo que se ha sembrado, en Dominicana

¡En eso se está aquí desde hace años! Porqué entonces estar asombrándose y quejándose ahora de la gravosa cosecha que se ha venido obteniendo; a través de años, aunque, es innegables que, ya las “cosas están pasando de castaño a gris”, como se diría en leguaje pueblerino, por lo que, no a pocos ciudadanos de esta nación les vienen preocupando los grandes flagelos existentes, in crescendo actualmente cada vez, debido a los riesgos probables que entienden correr, en contra hasta de sus propias vidas.

Ahora, es evidente que, tampoco quieren ir directamente, los que están en capacidad de hacerlo, a las causales reales que subyacen en cuántas situaciones despreciables asociadas se verifican en el país; sino que, siempre se está recurriendo a los llamados “paños con pasta”, para hacer frente a las presiones que se reciben; como, a procurar seguir “agarrando el rábano por las hojas”, otra expresión muy popular, para aparentar la toma de acciones correctivas, que siempre se quedan en carpeta.

Todo el deprimente panorama antisocial, delincuencial, y de criminalidad, que en la actualidad vive la población dominicana, viene siendo sembrado desde hace años, por toda esta “bandada” de políticos desaprensivos y corruptos que han gobernado la República durante los últimos tiempos; y, que han permitido una desaforada penetración cultural hacia la misma, con paradigmas muy cuestionables para muchos pensantes locales.

También está en su base, el bombardeo tecnológico sistemático, a partir de la magia de la mercadotecnia, en el marco de una sociedad de analfabetos en un alto porcentaje; gente sin capacidad pensante, y que no conceptualiza por supuesto.

El mismo es promovido, de forma directa, o indirecta, por los poderosos sectores económicos y políticos que han estado gravitando durante las últimas décadas entre nosotros, para mantener robotizado siempre al grueso de la población, y tenerlo a su merced.

Evidentemente, ¡se engatusa, y se maneja más fácil así!, procurando que se esté ensimismado frente a la pantalla de un celular; o una computadora (tableta); como, saboreándose el postre malsano, en adición, de una televisión local inductora hacia muchas malas acciones.

El propósito perseguido de robotizar y manejar a la gente, se ha venido logrando a todo dar. Las personas están siendo deshumanizada. Los resultados son cada vez más evidentes.

Eso de la “inmadurez psicológica” del grueso de las entidades que habitan el planeta Tierra, y que se refleja en los humanos, por su cercanía aún con la especie inmediatamente inferior, los animales, a que se hace referencia más delante en este trabajo se le está sacando bastante provecho.

Ahora, cuando cualquier persona reflexiva repara con atención sostenida sobre la “espeluznidad” que caracteriza a determinados hechos que acontecen a nivel de la sociedad mundial, a los cuales no se les encuentra explicación en el marco de la mente humana, y que se pueden considerar como “irracionales” en gran parte, las preocupaciones por lo que viene ocurriendo, lógicamente, tienden a ser de superior grado.

Nos referimos con principalía, a aquellos que reportan criminalidad sangrienta extrema, ingratitud, codicias, envidias, etc.; como, a los mismos que tienen que ver con la flagrante delincuencia, en sus géneros diversos, que también se verifica. Ambos, bien se pueden distanciar en parte, respecto de las causales concretas terrenales aludidas con anterioridad.

Siendo así, y con relación a los más contundentes que se verifican, inexplicables en grado sumo, vale repetir, nada más quedaría otro posible motivo posible a considerar, y es aquel a que se hace mención en el ámbito de la Doctrina de los Espíritus, el siguiente:

Según la misma, “nuestro planeta es habitado en su mayoría, por espíritus muy cercanos a la animalidad”; entendiéndose que, se refiere a la especie inmediatamente inferior, de la cual proviene la de los humanos; es decir, los animales.  

De ahí se puede inferir la “Inmadurez psicológica” atribuible a esas entidades encarnadas de que se habla en ese ámbito, y que aún les caracteriza, por lo que, la irracionalidad obvia que se desprende, puede arrastrar hacia el egoísmo, la ingratitud, la rebeldía, la criminalidad, y el inmediatismo, etc., que tanto se aprecian hoy.    

Por tanto, se presume que, pueden estar esas condiciones provocando, obviamente, el que los humanos vengan asumiendo comportamientos tan cuestionables, e impropios, como los que se observan de ordinario.

Preciso es apuntar en esta parte, antes de proseguir, primeramente, que, según sostienen connotados esoteristas, el verdadero hombre es la entidad espiritual que se encarna en la Tierra, revestida de un cuerpo físico, para poder manifestarse; incluyendo el cumplir con la misión encomendada a llevar efecto, por el Creador Supremo, y la conquista de la porción permitida, dentro del karma maduro acumulado, que se le asigne, en torno a cada corriente de vida sujeta a cursar.

En el mismo sentido, también se habla de que, “el grueso de la humanidad se encuentra en el estadio de la llamada conciencia del sueño”. A decir de algunos entendidos, “se trata la calificación de hombres fisiológicos, viviendo exclusivamente para la atención de las necesidades orgánicas”.! ¡Eso de espiritualidad, es lo de menos!

De acuerdo con otra definición, “son criaturas subdiafragmáticas, o sea, criaturas que tienen tan solo como objetivo la atención de las necesidades del estómago y el sexo”.

De acuerdo con cuanto se expone en el contexto espiritual, que sería la última fuente a recurrir en busca de respuestas, respecto de algunos hechos variados, e inexplicables, dentro de la temática que aquí se trata, y dada la magnitud que tantos de ellos revisten, independientemente de ser creyente, o no, no cabe duda de que, hay suficientes elementos de juicio en el mismo, para derivar los porqués anda la especie humana observando comportamientos tan deplorables.

Evidentemente, se infiere que, es a partir de ese ámbito, desde donde es posible ponderar los eventos menos inescrutables; como, los mismos de menor grado, pero que también se pueden originar allí, y cuyas causales son identificables, como posible su combate a los fines de enmendar.   

 Ahora, debe tenerse bien claro siempre, que solo en la medida en que las entidades encarnadas en el plano físico vayan obteniendo el avance evolutivo correspondiente, teniendo como marco el sendero consciente a cursar, dentro de la corriente de vida que se trate., se irán obteniendo los logros de cambios significativos en el tenor de lo abordado hasta aquí.

¡Tema para profunda reflexión, verdad!; ya que, visto el asunto desde esa óptica, lo espiritual propiamente, se torna bastante complejo, e intrincado, en el marco exclusivo de la mente humana.

Autor: Rolando Fernández

http://www.rfcaminemo.wordpress.com

Las “popisadas”, y otros, han truncado los cambios esperados   

Es una lástima, que la esperanza última cifrada por este pueblo, motivo por el cual se inclinó a sufragar en masa, acudiendo a las urnas durante el proceso electoral próximo pasado, que se llevara a cabo en el país, se haya visto frustrada hasta el momento.

Los cambios ofrecidos por el partido oficial de turno; como, el concretizar la voluntad de introducir las reivindicaciones por las que tanto ha esperado esta población desde hace años, tan pronto fuera alcanzado el poder por el mismo, son cosas que hasta el presente han quedado en carpeta, como en el “jardín” de los ofrecimientos electoreros acostumbrados, luciendo cada vez más lejos, el que se puedan verificar en lo adelante.

Diversas razones podrían estar provocando el incumplimiento gubernamental actual, respecto de las promesas hechas en el ayer por el partido oficialista hoy, durante la campaña electoral próxima pasada.

Entre esas pueden estar, primeramente, como base, las que   siempre se dan con todos los mandatarios elegidos en esta nación, bajo el llamado “régimen democrático representativo”: las ataduras que se contraen con los poderosos sectores económicos empresariales que patrocinan las candidaturas de los aspirantes a alcanzar la primera magistratura del Estado nuestro; y, que, de ordinario, van luego por las reciprocidades que esperan sean cumplidas. Que, por demás, trazan muchas de las políticas gubernamentales a disponer.

También, no hay que olvidar, los acostumbrados acuerdos de aposentos, entre partidos políticos, que se conciertan, en pos de apoyo a los que aspiran llegar; como, el agenciase impunidad, ante los hechos gravosos en que puedan haber incurrido los que posiblemente sean desplazados del poder. 

Claro, con esos compromisos contraídos, se tiene que aprender a jugar, ya que no son los empresarios los que sufragan; como, tampoco las organizaciones políticas que pactan, durante los procesos electorales.

 Obviamente, ¡es el pueblo quien lo hace!; máxime, cuando se tienen aspiraciones de un retorno al poder, como en este caso, luego de que concluya el periodo para el cual se fue elegido.

En segundo lugar, y quizás, como producto directo de las mismas ataduras con los que financian proyectos políticos, tal en el presente ocurre, innegablemente, están, las burlonas designaciones de los llamados “popis” para dirigir ciertos ministerios estatales; gente sin capacidad, como tampoco experiencia sobre los asuntos de Estado.

Tales decisiones se han adoptado, a pesar de haber tantos hombres aptos en este país, para acompañar al señor presidente en sus ejecutorias; incluso, dentro del mismo PRM, valores que bien podrían ayudar a dirigir la cosa pública local, con una mayor efectividad.

¡Así no se gobierna una nación!, sin los concursos requeridos. Ahora, a veces, claro está, son las circunstancias compromisorias. las que mandan. Y, de ser así, ¿qué se puede esperar entonces?

Pero, además de los “niños lindos y engreídos “nombrados actualmente en cargos estatales, representantes de grupos económicos en la mayoría de lo casos, llevando a cabo acciones cuestionables; como, observando  displicencias muy marcadas, en las que incurren regularmente, el primer mandatario de la nación se está haciendo acompañar de “ricachones”, que solo andan en busca de aumentar sus “frioleras” de recursos económicos, y a los cuales nada les importan las penurias, como tampoco los recurrentes sufrimientos que padecen las grandes mayorías nacionales.

Otra circunstancia que puede estar influyendo en el que los cambios tan cantaleteados durante la campaña electoral última, por el partido oficialista, no se alcancen a ver, es que, al parecer, se fue al gobierno, sin un programa real de trabajo sujeto a aplicación.

Eso se estuvo advirtiendo ahora en el área específica de la educación, cuando se tenía la pretensión oficial de reducir los recursos del 4% del PIB, presupuestados para el año 2022, bajo el supuesto de que los dineros asignados para tal periodo, según lo apreciado, no serían utilizados en su totalidad, lo cual evidencia la falta de programación, o de gerencia, por parte del ministerio de Educación.

Ahora la presión social negativa recibida a ese respecto, hizo que se diera marcha atrás a la iniciativa, después de que se tratara de vender la idea, y de que muchas “bocinas” pagadas se pronunciaran en favor de la misma. 

Sobre el particular, en reunión celebrada con los representantes del sector se dijo que:   “que el ministro de Hacienda, Jochi Vicente, reiteró durante el encuentro que el presupuesto de Educación permanecerá intacto este año, con lo cual el Gobierno habría desistido de sus intentos de destinar más de 4,000 millones de pesos de ese monto, como lo sometiera ante el Congreso Nacional en el Presupuesto Complementario”. (Perotico digital “Al Momento”, del 7-9-22).

En ese orden, es obvio que, la “mancha emocional” en la gente, provocada por un despropósito de esa naturaleza, considerado inusual; e incluso, con ribetes notables de inconstitucionalidad, quedó “impresa” en la mente de la población. Y, se infiere que, ¡muy difícil será, el que esa se borre, al menos, en el corto tiempo!

¿Y entones, don Luis?  Son aspectos esos que indiscutiblemente merecen una profunda reflexión. Usted trabajando solo, jamás podrá honrar los compromisos asumidos frente a esta sociedad durante la campaña electoral en que resultó seleccionado para dirigir los destinos nacionales.

Además, son cosas esas que, innegablemente, le pueden restar mucho, en términos de sus aspiraciones a ser reelecto, a partir del año 2024, en que habrá de concluir el presente mandato presidencial a su cargo. La intención, aunque algo sutil, está siendo puesta en evidencia.  

Por tanto,  ¡meditar, sosegadamente en esa línea, procede, señor presidente!

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminmow.wordpress.com

¡Involución innegable!

Qué difícil se hace, después de haber disfrutado las personas de buenos artistas, y cantantes de luz dentro de los diferentes géneros musicales que existen; como, el oír interpretar hoy selectas piezas, compuestas en su mayoría con hermosas poesías, y “pinceladas” con profundos sentimientos.

¡Desalentador eso, verdad!; en un presente en que solo predomina, en ese tenor de lo artístico del canto, y la poesía, un alto cumulo de mediocridades exhibidas tal lo mejor; como, el doble sentido, vulgar, puesto en evidencia, sin reparo alguno, con mínimas excepciones apreciables.

Sí, muy ausente se notan en la actualidad, los equivalentes a aquellos logros interpretados magistralmente, que hacían vibrar a los oyentes de los mismos, y hacerlos recordar gratos momentos de esparcimiento, como de hermosos amoríos. La falta de esos valores, innegable, es más que notable desde hace años.

La involución fehaciente en el ejercicio de tal naturaleza, actualmente se nota a lo lejos. No es posible comparabilidad alguna con el ayer en esa línea. La diferencia es abismal, en términos de lo bien logrado, y los niveles de aceptación por parte de la gente, con cierto nivel de cultura, claro está.

La calidad artística se perdió hace tiempo; y, no solamente en este país, sino también en otras latitudes. Los mejores testigos de la gran ausencia, son los empresarios que se dedican a las contrataciones de actuales exponentes de la actividad, y que tienen que recurrir a personas que ya pasaron sus mejores años, porque sus nombres son los que venden. No hay interpretes ya que atraigan, como antes ocurría; y, mucho menos, con acompañamientos orquestales selectos. ¡Qué va!

Evidentemente, tampoco se tiene un público que demande calidad. ¡Lo que sea bueno!, debido a la mediocridad y la falta de formación en todos los órdenes, que también prevalece en el mismo, para exigir como es debido.

Se conforma la mayoría. en Dominicana, verbigracia, con lo que se le presente, o se escuche, adherido por supuesto al refrán popular que reza, “Cuando el hambre da calor la batata es un refresco”.

Sin irnos muy hacia atrás en el tiempo, porque entonces, sí es que la cosa se pondría más agria, bajar, por ejemplo, de un Rafael Martos; un Camilo Sesto; un José José; un Nino Bravo; un Danny Daniel; un Joan Manuel Serrat; un Danny Rivera; un Fausto Rey; el mismo Antony Rio; y, Alberto Cortez, entre otros, hasta todo estos seudo artistas que hoy se tienen, incluidos los bachateros, los denominados urbanos, y los toca malo que se agregan, para disfrutar de un momento de “esparcimiento”, o relajamiento mental, ¡qué trago más amargo provoca ingerir!.

Pero, qué se alega, con sobrada razón: es que, “no hay más cosas que escuchar”. “La otra alternativa que se tiene es, recurrir a la llamada música vieja; a los del ayer.”

Para cerrar esta opinión, procede hacerlo con la siguiente pregunta: ¿quién sustituirá en este país al fallecido hace poco tiempo, Johnny Ventura?, llamado por sus condiciones extraordinarias “El Caballo Mayor”.  ¡Difícil que aparezca!

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com