El país en que muy pocos pensaron encontrarse después

Es el que tienen hoy los dominicanos, repleto de crisis por doquier, entre las que se destacan aquellas de las que devienen: inseguridad ciudadana atroz; endeudamiento escandaloso con el exterior, hasta la coronilla; alto costo de la vida; carencia de servicios públicos básicos; y, notable desaparición de los valores éticos- morales de rigor.

Son de los efectos nocivos, entre otros, de cuánto han sembrado los políticos de nuevo cuño que han estado gobernando esta nación durante los últimos años, pensando solo en sus intereses particulares, como en aquellos de los poderosos grupos empresariales, que los catapultan, que luego gravitan sore el acontecer de la República; y, de los cuales fungen aquellos como sus títeres representantes desde el Estado.

De seguro es que, muy pocos ciudadanos de este país. les pasó por sus mentes el panorama deprimente nacional descrito más arriba; ese descalabro notable en que se ha vivido aquí, tras la desaparición del régimen de fuerza encabezado por Rafael L. Trujillo, y las gestiones gubernamentales posteriores de uno de más cercanos colaboradores, el doctor Joaquín Balaguer. Ambos con condiciones innegables de verdaderos estadistas.

Claro, la sociedad nuestra cifró esperanzas en los políticos avaros sustitutos presentes desde entonces, que lo que han hecho es dirigir el país hacia un profundo derrocadero, del que muy difícil podrá ser rescatado por las presentes, y las futuras generaciones

Los seudo demócratas, que prosiguieron en la administración de la cosa pública tras aquellos, ideólogos más bien de “un quítate tú para ponerme yo”, su accionar siempre ha sido el hacerse más ricos cada vez; coger cuartos prestados sin control, e hipotecar la soberanía nacional; y, enajenar en venta todo el patrimonio público. ¡Privatizarlo todo!

Obviamente, jamás pensando esos turpenes en pueblo alguno; en la satisfacción de sus necesidades más perentorias; ni, en el bienestar y desarrollo del país.

¡Tremendo chasco, se han llevado muchos aquí!, por estar creyendo en el nutrido bandidaje político de nuevo cuño que ha venido gastándose esta nación, durante los últimos veinte, veinticinco años.

Auto: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: