Grave percepción poblacional, casi generalizada: ¡la misma “espuma”!

¡Otra esperanza frustrada!, parece ser. Al igual que ocurrió con la “banda morada”, que se logró desplazar del poder, durante el proceso electoral pasado, y en la que tantos creyeron aquí, por las condiciones morales, como patrióticas que adornaban a su creador y mentor, el profesor Juan Bosch, todo resultó ser un fiasco, después que sus malos discípulos lograran alcanzar las riendas del Estado nacional.   Se emborracharon de poder, y muy mal lo asimilaron, por cierto.

Se encargaron esos “malos discípulos” de hacer desaparecer la esencia del partido (PLD), y de destruir sus propósitos originales.  ¡Se Vislumbra en el presente, una experiencia negativa similar!

Hoy, luego que este pueblo desplazó a aquellos “alumnos no aprovechados” del profesor, dizque bochistas entonces, del Palacio Nacional, la penosa percepción ciudadana, casi generalizada, que hoy se tiene es que, “la presente gestión gubernamental, hasta el momento, no ha sido otra cosa, sino más de lo mismo anterior”.

Incluso, que, en el seno de esa, se tiene una mayor propensión a gobernar para los ricos del país, como a privatizarlo todo; y, que las mayores presiones económicas son para la clase media, y los de abajo, a fin de que se los “acabe de llevar el diablo”, como se dice popularmente. ¡Las personas lo externan así, sin rubor alguno!

Que los tantos cambios que se cacarearon durante la pasada campaña electoral, para favorecer a las clases más necesitadas del país, y que tanto entusiasmaron a la población, lucen cada vez más lejos.

Entre las alusiones más directas que se hacen están: el alto costo de la vida; la especulación con los precios de los artículos de primera necesidad; los abusos con los precios de los combustibles, y la electricidad; la desaparición de los recursos económicos, a nivel de las ARS y las AFP, en perjuicio de la población; lo inalcanzable que se ha tornado costear los servicios de salud en este país; el transporte público; y, el aumento innegable de la inseguridad ciudadana etc., etc.

Ahora, como fuertes golpes en el estómago de los ciudadanos que votaron en favor de esa entidad política, han sido recibidos, primero, el desprecio a la base del partido, para que no sea esa la que elija a sus autoridades – en el pasado sí que valía para esos fines -. ¡De entrada, la necesitaban!

En ese sentido, como no se ignora el descontento que hay en la población, por las malas ejecut0rias, como el envalentonamiento de los llamados “popis”, que quieren continuar mandando a lo interno de organización, y que el rechazo a aquellos es previsible, se decide hacer la convención próxima para las escogencias de lugar, solo con los delgados. Al carajo los que se fajaron para llevar el partido al poder. ¡Qué lástima!  ¿Es así como se piensa retornar en el 2024? “¡Bueeno!”

Y, segundo, el anuncio que hiciera el señor presidente de la República, en el sentido de que: el “Gobierno facilitará créditos blandos a las clínicas privadas”, a los fines “de impulsar su desarrollo y aumentar sus capacidades”.   Se dice que el monto llegará a RD$2,000 millones. (Véase: periódicos “HOY”, y “Diario Libre del 7-4-22).

La gran pregunta que tantos se hacen es: ¿y para eso fue que la gente votó aquí en el 2020, por esa entidad política? Para que se continue favoreciendo a los poderosos en esta República, como es el caso de los dueños de las clínicas privadas en este país, empresas que tanto abusan de las personas que demandan sus servicios, al extremo de estar exigiendo sumas millonarias de depósitos, para urgentes atenciones médicas, como por internamientos requeridos.

Y, mientras ese tipo de decisión se produce a nivel gubernamental, los centros asistenciales públicos de salud, refugios obligados de los pobres del país, se están cayendo pedazos, como adoleciendo de carencias extremas en todos los órdenes. ¡Acres son las innúmeras críticas!, en ese tenor.

Qué esperanza tienen los depauperados dominicanos, que continúen cifrando sus esperanzas en estos políticos de nuevo cuño, que se han venido burlando por años de esta sociedad, mintiendo, y haciéndole promesas falsas, qué nunca se habrán de cumplir.

¡Una muestra más de eso se entiende!, hasta ahora: el PRM, prometedor de cambios, que no se ven, y que lucen cada vez más lejos. Además, por la forma desaprensiva en que se viene procediendo desde el oficialismo.

Cuando aparecerán quienes le pongan el cascabel al gato en esta nación, como se dice. ¡Ojalá que no sea demasiado tarde entonces!

Y, que el partido oficial de gobierno, no contribuya a un mayor descredito del sistema político vigente en esta República, la llamada “democracia representativa”, después de las experiencias inolvidables con el morado, y otros más.

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: