¿Por qué sorprenderse ahora?

¡Extraño hoy! Las sorpresas solo se producen al llegar las cosas, cuando no ha sido posible el prevenir las ocurrencias futuras relativas, que no es el caso de lo que ahora se verifica con el estudiantado nacional a nivel superior, en términos de haber sido pausadas, o abandonadas las carreras profesionales que venían siendo cursadas, por un amplio segmento de ése,

Lamentablemente, “158,200 alumnos abandonaron sus estudios aniversarios por causa de la pandemia”, según una publicación de la prensa local. Claro, a esa situación, muchas cosas se le quiere achacar aquí, como salida justificante, a lo que se debió hacer, y no se hizo.

Se publica, además, con relación a esa información, que “40,000 dejaron en pausa su carrera en la universidad; y, que, en los centros privados, la deserción llega a casi el 20%”, entendiéndose que es de la matricula inscrita en los mismos. (Véase periódico “Diario Libre”, edición del 17 de diciembre del 2021).

La gran pregunta que obviamente se desprende en ese sentido es: ¿será en realidad por esa razón única de la crisis sanitaria pandémica, a la que muchas cosas se achacan aquí, procede reiterar, por lo que se ha venido produciendo hasta el momento tal deprimente situación estudiantil entre nosotros?

Otra, a plantearse sobre el particular sería: ¿acaso no ha sido por las tantas imprevisiones en que han venido incurriendo las autoridades locales desde el inicio de esa problemática, las que han provocado el hecho de que, tantos alumnos se hayan ahuyentado del escenario académico nuestro?

Son factores esos muy ponderables, que tendrían que ser objeto de un análisis imparcial por parte de personas autorizadas, en ambas ramas: salud y educación. para poder formarse un juicio realmente valedero y concluyente en tal sentido. ¡No es tan sencillo el asunto!

Ese desastre académico entre nosotros, si es que así puede llamarse, era más que advertible, ante las improvisaciones a que se recurrió, en ocasión de aparecer en esta nación el COVID-19, destacándose entre las mismas, el adoptar, con muy poca reflexión sobre los efectos posibles a derivarse, la virtualización de las clases, el modelo de educación a distancia en moda, sin estar innegablemente aquí, preparados para ello.

 Cualquier pensante medio, y conocedor de “cómo se bate el cobre”, tal se dice, en Dominicana. podía ver desde lejos, que escenarios como ése se presentarían en corto plazo, y probablemente, hasta cosas peores; que solo los políticos avariciosos y los comerciantes del patio, se estaban vendando los ojos para no verlos a posteriori.

De más está decir que, nuestras cuestionables condiciones internas, muy propias, en cuanto a las deficiencias, como los descuidos oficiales que “adornan” al sistema educativo nacional; las incapacidades docentes verificables que se registran; al igual que, la inadecuación de muchos centros del ramo para esos fines, impedirían bastante tal “acometimiento”.

Pero, además, están presentes desde hace mucho entre los dominicanos, la falta de conectividad con respecto a la red de la Internet; la misma deficiencia de la energía eléctrica – apagones a granel -; y, la falta de dispositivos adecuados en manos de los estudiantes para una tarea de ese tipo.

Eran aspectos muy a la vista que constituirían grandes escollos, y que invitaban a repensar, ante de adoptar, casi obligado, ese modelo de enseñanza, muy a pesar del grave problema sanitario que acosaba al país, en los momentos de comenzar la pandemia, y que demandaban aislamiento social, y el uso de mascarillas, entre otros preventivos necesarios. 

Debido a ello, se tenían que buscar   otras alternativas menos exigibles, posibles regularmente. Claro, siempre y cuando hubiera existido la voluntad política necesaria para eso, y se antepusieran los beneficios sociales derivables, ante los aprestos de índole comercial notables, en relación con el expendio de los agregados educativos de uso obligado, como eran aquellos, necesarios, para la virtualización docente procurada.

Además, el que no se tuviera la intención de aprovechar la oportunidad para reciprocar, tal ocurrió, con los empresarios dueños de los medios de comunicación de masa (televisión, y la radio) en el país, otorgándoles la transmisión de los contenidos educativos de lugar.

Luego, es evidente que, lo que se ha venido recogiendo en el orden educativo superior local, y el estudiantado matriculado en las universidades todas, de lo que solo se está hablando hasta ahora, sin referirse a los grados básicos inferiores, donde la deserción estudiantil también ha sido considerable, es el fruto de las malas decisiones sembradas con respecto a ambos sectores – salud y educación – a partir de la aparición del COVID-19 entre nosotros.

Entonces, no hay que asombrarse. ¡Eso se veía venir! Y, todavía falta por ver más. Lo peor que se puede “cosechar”, aún no ha llegado: peores profesionales tendremos, ¡y más inservibles bachilleres!

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

¡SOLO PARA APARENTAR!

MUJERES, “DONDE DIOS NO PUSO, NO PUEDE HABER”, REZA UNA MÁXIMA POPULAR, BASTANTE FEHACIENTE.

LOS QUE ESTÁN CONSCIENTES DEL VALOR E IMPOTANCIA DE LAS MUJERES, SABEN QUE, ¡ESTAS NACEN, NO SE HACEN! QUE AQUELLAS QUE SE INCLINAN POR LA ARTIFICIALIDAD CORPORAL, LA CUAL MÁS TEMPRANO QUE TARDE PASA FACTURA, DE PRONTO SE CONVIERTEN EN OBJETO DE EXHIBICIÓN TEMPORAL, PARA VENDER LA IDEA DE ALGO QUE NO SON EN REALIDAD. SÍ, PONEN EN EVIIDENCIA SU CUESTIONABLE CAPACIDD PENSANTE.

AMARGA REALIDAD DOMINICANA

CUALQUIER PERSONA PENSANTE EN ESTE PAÍS, QUE NO QUIERA AMARGARSE LA VIDA, QUÉ EVITE SENTARSE FRENTE A LA TELEVISIÓN LOCAL, CON EL CONCURSO DE LA EXTRANJERA, YA QUE SOLO ENCONTRARÁ EN AMBAS, CON MUY MARCADAS EXCEPCIONES, CHISMOGRFÍAS POLITICAS; LAS SANDECES QUE HABLAN ALGUNOS SEUDO COMUNICADORES DEL PATIO; PROGAMEROS DE “POCA MONTA”, QUE QUIENES LES HACENLOS PROGRAMAS SON LOS LLAMADOS INTERACTIVOS, PAGADOS POR SUPUESTO, LLAMANDO POR TELEFONO, Y QUE SON PERSONAS INCAPACES, COMO LOADORAS ADEMÁS, EN SU GRAN MAYORÍA.

TALES CONDUTORES PRINCIPALES DE LOS ESPACIOS TELEVISIVOS QUE SE ALUDEN, SE PRECIAN COMO, DIZQUE ANALISTAS, Y SE CREEN TODOLODOS, QUE BIEN SABEN JUGAR CON LA INTELIGENCIA AJENA, Y QUE SE AUTOESTIMAN COMO GRANDES COSAS A SEGUIR.  

TAMBIÉN, Y COMO POSTRE, “SE VA A TOPAR”, CON LOS CULEBRONES DE TELENOVELAS, REPLETAS DE DISPARATES, COMO DE MENSAJES NOCIVOS QUE IMPACTAN Y ALIENAN A MUCHAS MUJEES JÓVENES ENTRE

NOSOTROS, SIN EXPERIENCA DE LA VIDA, QUE, A ALGUNAS, HASTA LAS CONDUCEN AL FRACASO.  

ADEMÁS, NOTICIAS MUY DESAGRADABLES Y DOLOROSAS SE APRECIAN, SOBRE DELINCUENCIA, CRIMINALIDAD, NARCOTRÁFICO Y DROGADICCIÓN, ETC., QUE IMPIDEN HASTA EL BIEN DORMIR NOCEURNO.  ALGUNAS; CLARO, ESTÄ, MAQUILLADAS ADREDE POR RAZONES DIVERSAS.

TAMBIEN, SE PRESENTAN PARA VER, OBSCENIDADES A GRANEL; Y, HOMESEXUALES QUE SE EXHIBEN SIN REPARO ALGUNO.  ¡QUÉ VITRINA CARAY!

EN ADICIÓN SE OBSERVA, QUE ES USADO EL MEDIO, COMO AMPLIA VITRINA, PARA ALGUNAS PROSTITUTAS CON ESTILO EXHIBIRSE, Y VENDERSE AL MEJOR POSTOR.

TODO ESO, DENTRO DE UN ABANICO DE OTRAS COSAS DELEZNABLES, QUE LE AMARGAN EL MOMENTO AL MÁS PERMSIVO TELEVIDENTE NACIONAL. ¡Y, LAS AUTORIDADES, ¡NADA HACEN!

¡AY, DOÑA ZAIDA!, DE LOS IDOS COMO USTED, AQUÍ EN DOMINICANA, QUÉ TANTA FALTA HACEN ENTRE NOSOTROS.

¡HASTA CUÁNDO SERÁ!

EN DOMINICANA, LOS POLÍTICOS, COMO LOS EMPRESARIOS INESCRUPULOSOS QUE SE GASTA EL PAÍS, BENEFICIARIOS POR SUPUESTO DEL ERARIO PÚBLICO, ALGUNOS DE LOS CUALES APADRINAN LAS ASPIRACIONES AL SOLIO PRESIDENCIAL NUESTRO, JUEGAN CON ESTE PUEBLO COMO LOS NIÑOS LO HACEN CON SU PELOTA DE JUGUETE, QUE LA LANZAN HACIA ARRIBA, SIN IMPORTAR DONDE TOQUE EL SUELO AL CAER.   Y, VAN MÁS ADELANTE AQUELLOS, EN PROCURA DE RECOGERLA, PARA VOLVER A TIRARLA. ENTONCES.

LUEGO, COMO ESTA POBLACIÓN ES IGUAL QUE ESA BOLA DE JUGUETE PARA ENTRETENCIÓN INFANTIL, QUÉ NO TIENE MEMORIA, LAS COSAS SE LES FACILITAN BASTANTE A ESOS TURPNES.

¡PUEBLO, LA CONCIENCIACION SE IMPONE!

El “Caballo Mayor” cerró con broche de oro

Sin importar credo religioso convencional alguno, ese merengue, intitulado “JESÚS ES LA LUZ”, que prácticamente al final de sus días terrenales, interpretó con la maestría acostumbrada, el “Caballo Ventura”, describiendo en parte, como alabando al amado Maestro Jesús, y cerrando con la pieza de referencia, parcialmente, su grandiosa carrera artística, se podría decir, merece una profunda e imparcial reflexión, asociada con los tiempos navideños presentes, en que la humanidad conmemora su nacimiento, la Navidad.

Evidentemente, muy loable se reporta esa producción musical y edificante, por el excelente mensaje que se trata de transmitir mediante la misma a los hombres (general); y sobre el que quizás, el mismo Johnny no estaba tan consciente del esoterismo envuelto; de la profundidad espiritual de sus palabras más bien.

Y eso, debido a que entendemos, que el “Caballo Ventura” solo profesaba creencias religiosas convencionales, no de orden esotérico propiamente.

Claro, también es digno de reconocimiento, al margen, el magnífico marco musical logrado que acompaña la composición de que se trata, no raro en la mayoría de sus otras producciones, que serán recordables siempre por supuesto.

En tenor de lo que se pretende exponer aquí, es preciso decir, a manera de complemento necesario, que todo aquel ser humano que se ha inclinado por investigar, o indagar con voluntad sentida, en el contexto esotérico correspondiente, sobre las razones por las cuales fue creada por el Gran Arquitecto de Universo la especie humana, como parte de Éste, de seguro ha logrado acopiar valiosas informaciones respecto del gran trabajo realizado por Jesús, terrenalmente, en favor de la humanidad.  Primero, como el Jesús Hombre, y luego durante su Ministerio terrenal, como Jesús el Cristo, desde los treinta a los treinta y tres años de edad.

Es preciso señalar en ese sentido, que según apuntan los que saben sobre numerología esotérica, el hecho de que, su ministerio como el Cristo se iniciara a los 30 años, y durara hasta los 33, significa que, multiplicando tres por tres, se determina, asociándolo con su trabajo, que el número 9 es el que corresponde, en ese contexto, a la evolución espiritual de la especie humana.

Y, que fue ése el sendero evolutivo consciente necesario a recorrer por todos hombres (general),  el que Él ejemplificó durante su tránsito terrenal; al tiempo de prescribir que, para todos los seres humanos poder regresar a su Fuente de origen, primero hay que hacerse Uno con el Cristo, tal se produjo en Él; y, ¡qué no hay atajo posible!

Se asocia dicha numeración, con el período de gestación femenino humano – mujeres, obviamente -, porque es ésa la que permite el ingreso al plano físico de la materia a las entidades espirituales sujetas a evolucionar sobre este planeta.

Se concretiza ese proceso de encarnación durante nueve faltas menstruales de 28 días cada una. Es decir, siguiéndose el mismo lapso de tiempo que dura cada ciclo lunar. ¿Por qué?

Según sostienen los entendidos, la Luna, es el elemento femenino de la Madre Naturaleza, con sus respectivos efectos, e influencias notales sobre los desenvolvimientos terrenales, en su mayoría, incluidos los concernientes a la humanidad propiamente; y, se toma ésa como marco de referencia, a los fines de asociar los periodos de gestación de las mujeres, qué son las que tienen a cargo la ampliación y conservación de la especie humana.  

Ellas, las féminas, constituyen el medio a través del cual las entidades espirituales pueden encarnarse en este plano de la materia física densa, vale reiterar; y, convertirse en almas, para poder continuar con su proceso evolutivo a cargo, en la “escuela” de la Tierra. Lógica la asociación, ¿verdad? ¡A “cranear” entonces sobre el asunto! Intrincada temática, ¿no es cierto?

Continuando con el Maestro Ascendido Jesús, son muchas las cosas que se podrían decir con relación al mismo; y, entre ella están, de forma sucinta: el misterio de su nacimiento como ser humano, concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, según las Sagradas Escrituras.

También, la preparación  previa,  a posteriori de su natalicio, de la cual  tuvo que ser objeto  el Mismo, en términos de estar en condiciones – prepararse -,  para poder alcanzar el nivel de evolución espiritual requerido,  y entonces así encarnar, terrenalmente, la Magna Conciencia del Padre en los Cielos, de forma tal que eso le permitiera llevar a cabo la misión que le fuera encomendada por el Padre Supremo entre los hombres: enseñar  a los mismos los   procederes debidos a observar por éstos, y ejemplificar sobre el qué hacer para recorrer el sendero de evolución consciente, necesario para toda la humanidad, en pos de   poder retornar luego a su Fuente de origen, el Supremo Creador.

De ahí que se diga en el contexto espiritual, entendemos nosotros:  “ Él es el tipo más perfecto que Dios ha ofrecido al hombre, para servirle de modelo y guía”. (Izaias Claro, obra “DEPRESION: Causas, Consecuencias y Tratamiento”).

Claro, para regresar al Padre en los Cielo, según afirman los entendidos, primeo hay que hacerse Uno con el Cristo; alcanzar la Magna Conciencia Divina que el encarnó, y que es el nivel de evolución necesario, el “Cristado”; qué no hay atajo posible fuera de Ésa, ¡Válida la repetición!

Por eso decía Jesús el Cristo, durante su Ministerio terrenal,Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”, Juan 14-6, Sagrada Biblia.  Obviamente, refiriéndose a esa Consciencia que él encarnaba, no al Jesús Hombre.

En adición además se expresa en dicha obra, “que constituye el mejor Amigo de la Humanidad; y, que es el Administrador Mayor del planeta”. ¡Qué trabajo!

No han sido roles tan sencillos los desempeñados por ese gran Maestro, sirviendo a la especie humana; como tampoco, el que actualidad lleva a cabo, por disposición divina superior, según afirman los que saben.

Por tanto, en estos precisos tiempos navideños, en que se celebra su Nacimiento – la Natividad – el alabarle, loar la misión terrenal del Maestro con respecto a los hombres, tal lo hace Johnny en su valiosa pieza musical merenguera, hacen merecedor al connotado artista de un cálido reconocimiento más, aunque sea póstumo ahora.

El “Caballo Mayor” cerró con broche de oro. ¿verdad que sí?

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

“¡Y vuelvo y vuelvo”!

Esa es una frase memorable, sobre la cual dicen algunos que fueran correligionarios, u oyentes ocasionales del Dr. Joaquín Balaguer, expresidente de la República durante varios periodos electivos de cuatro años, que era utilizada por el caudillo, con su tono de voz muy característico, cuando se encontraba fuera del poder, como “anuncio” de su regreso inminente al mismo.

Sí, cuando se percataba de las ejecutorias fallidas, como de las inobservancias, que, en términos económicos, monetarios, y sociales, venían incurriendo quienes estaban sustituyéndole.

Le estaban abriendo de nuevo las puertas del Palacio Nacional, con sus acciones indeseadas. Claro, al viejo también le gustaba el cargo de presidente de la República.

Era obvio que, por su vasta experiencia en el manejo del Estado nuestro, y conocedor de la idiosincrasia de los dominicanos, advertía que su regreso al mando de la cosa púbica a nivel local era más que previsible, por razones obvias.

Y era que, prevalecían las comparaciones de lugar entonces; las frustraciones que se verificaban en la población; y los desencantos notorios en la gente, respecto de cuántas   muevas esperanzas   cifradas por la población se veían frustradas.

También, el pensar generalizado de que los cambios esperados, en términos personales, como   nacionales no llegaban; y, que parecían estar más lejos cada vez. 

Todos esos factores hacían que el viejo zorro político se sintiera deseado de nuevo por sus conpatriotas, y que aquel sustentara su aceptación de retornar a la dirección del gobierno con ese decir; ¡“y vuelvo y vuelvo”!

Luego, por lo que hoy se viene notando en torno a la administración estatal de las nuevas autoridades electas, es muy posible que, en estos momentos, un pensamiento similar al del Dr. Balaguer, entonces, esté pasando por las mentes de los predecesores del actual Gobierno, y que éstos hasta osen externarlo púbicamente, debido a la forma en que se viene procediendo desde el mismo, después de que tantas intenciones de cambios favorables para el país y su gente, fueran enarboladas durante el pasado torneo electoral.

La opinión de muchos en tal sentido es que, todo se está limitando ahora, a entretener a los ciudadanos con demagogias, propagandas politiqueras, y las llamadas posverdades etc.

Que hoy, todas aquellas palabrerías de otrora, lucen solo en presente como ofrecimientos aéreos de campaña; y, que parece ser están muy lejos de cumplirse los mismos. La verdad es que, muy poco se advierten las reivindicaciones de que se hablaba entonces, tan esperadas por el pueblo.

Es innegable que, hasta ahora, no se ha estado más que en presencia de lo mismo anterior, con amplios rasgos de empeoramientos en determinados aspectos nacionales, aunque quizás algunos crean que no.  ¡Tendrán sus razones los que menos!

Sí que son innegables entre otras cosas hoy: la inseguridad ciudadana; el alto costo de la vida presente, la corrupción estatal; las insoportables cargas tributarias; un sistema de seguridad social (salud) en franco deterioro, como abusivo por demás. y, una superior espiral alcista de la deuda externa, con el agregado de hipotecar la soberanía nacional cada vez más.

Además, también han estado algo presentes en esta ocasión, las promesas de obras públicas hechas por el Gobierno, que difícilmente se realizarán durante esta gestión, salvo que no sea con dineros provenientes de la concertación de más empréstitos con los organismos internacionales de financiamiento; o, con recursos condicionados que aporte el poderoso y gravitante sector empresarial nuestro, que de ordinario ata de pies y manos a los políticos del patio, en términos reciprocatorios después. ¡Bien malas ambas cosas!

Entonces, “el vuelve y vuelve”, podría estar en camino de producirse de nuevo, tal cual ocurriera en el pasado; y, no solamente en el caso del Dr. Joaquín Balaguer, sino de otros exmandatarios también, a menos que, el panorama político actual “ejecutorio” se despeje, y que se introduzcan reales cambios, como actitudes estatales que favorezcan a la población, y al país mismo, tales eran las expectativas que se cifraron a partir de los comicios celebrados en el año 2020.

Autor: Rolando Fernández

www.rfcaminemos.wordpress.com

¡HASTA CUÁNDO SERÁ

Advertencia al partido gobernante

Por lo que se puede apreciar a partir del cuestionable trato vejatorio, más que notable, del que ha venido siendo objeto un gran segmento de los hombres y mujeres que componen la diminuta base del Partido Revolucionario Moderno (PRM), por parte de los envalentonados dirigentes que se destacan a lo interno de la señalada organización política, y que forman parte hoy del Gobierno, se le podría “escapar todo de las manos en el futuro, con la misma facilidad que lo hace el agua entre los dedos, al momento  de  procurar un retorno al poder, en el venidero año 2024.

¡Las bases de los partidos no se maltratan! Se las cobran todas “a la postre”. Los referentes están de sobra. Luego, ¡a pensarlo bien perremeístas encumbrados!, antes de que sea demasiado tarde.

Indiscutible es que, ningún edificio sin sólida base puede mantenerse parado por mucho tiempo. Con facilidad, en cualquier momento se derrumba.  Y, los partidos políticos, si es que vale la comparación, no constituyen excepción alguna.

En el caso de las organizaciones partidaristas, los que forman esa estructura de abajo, son los que se fajan durante las campañas electorales, y luego van a sufragar en las urnas, para llevarlas al poder.

Los de arriba, en ocasiones ni siquiera votan. Van a los cargos por “enllavismos”; o, recomendación de los poderosos grupos empresariales que patrocinan las contiendas proselitistas.

Entones, si amén del descontento obvio que experimenta la población, que se siente frustrada hasta ahora, respecto de las esperanzas cifradas, con relación a los tan cantaleteados cambios favorables para la gente  ofrecidos por el partido de gobierno durante el pasado torneo electoral,  que lucen cada vez más lejos, se le agrega la actitud vengativa de los hombres y mujeres que ayer estuvieron formando gran parte de su estructura soporte, las posibilidades de un eventual retorno al poder, a la dirección de la cosa pública nuestra en el futuro, se pueden ver truncadas.

Envalentonados perremeístas, “¡Ojo al Cristo!”. ¡No se duerman en sus laureles! Estar subido en el palo es muy bueno.

Y, si no cambian de actitud hacia la base del partido; como que, en adición, los funcionarios estatales designados ofrezcan al señor presidente de la República el concurso pertinente, y sin contradicciones a la vista, el cual parece hoy algo abandonado, ponderándose además que, ningún capitán sin soldados gana batalla, es previsible que, los opositores, aunque débiles se les note en el presente, podrían desplazar del poder a la entidad gobernante, con gran facilidad.

¡A reflexionar entonces perremeístas!

Autor: Rolando Fernández

www.rfcanemos.wrdpress.com

.