¡Ah!, políticos del país, todos con mil caras

 

Creer en esos, es como esperar que el Sol, tal es, va a iluminar en horas nocturnas. Cuánta demagogia exhibe dicha clase, sin el menor rubor. Lamentablemente, los ciudadanos tarados no se dan cuenta de ese comportamiento embaucador; y ¡siguen “roncando”, estando despiertos!

Aunque es la norma, respecto de los mandamases dentro de las organizaciones del ramo aquí, muy buen ejemplo tiene de frente en estos momentos la población, a partir del lío que han armado los dos caciques principales a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) – Leonel Fernández y Danilo Medina -, por las angurrias de poder que ambos tienen, en términos personales y grupales.

¡Nosotros queremos lo nuestro, y ustedes lo suyo!, es lo que parece regir en el seno de la organización morada, sin importar el que la misma se pueda ir a pique; y, recorra los mismos senderos del divisionismo dañoso, por los que han caminado los otrora partidos considerados mayoritarios localmente,

Después que ambos “turpenes” han estado saboreando las mieles del poder, sin observar ninguno de ellos los loables principios del maestro Juan Bosch, que se entendía habrían de seguir todos sus alumnos tras su partida, el fiasco ha sido bastante grande; al extremo que, muchos osados “creativos burlones”, han optado por cambiar el significado de las siglas el partido morado, llamándole hoy, “de los ladrones dominicanos”. ¡Ay, si es viejo pudiera ver el deterioro de su gran obra!

Es por lo que, los gobiernos peledeístas han sido objeto de tantos cuestionamientos severos; y, como era de esperarse,  “la puerca ha comenzado a retorcer el rabo”, tal se dice en buen dominicano, lo cual ha motivado el que se haya tenido que recurrir de nuevo a las bases del partido, para procurar conversar con ellas, y obtener su concurso, a los fines de que la unidad partidarista se mantenga, y no acabe por desbaratarse la entidad; amén de que, se haga posible el continuar en el poder a partir de año 2020; pues, de lo contrario,  se cree eso no será posible.  En tal línea, más o menos, se expresó uno de los dos contrincantes, en pugna por la candidatura presidencial allí.

A todo ese fiel conglomerado soportante, con formación política en su gran mayoría, que en el pasado recolectaba fondos para la organización, y que vendía el periódico que editaba la misma, “le subieron los vidrios”, con muy raras excepciones personales, tan pronto se llegó al poder; y, le patearon alegremente en un alto porcentaje, para dar paso a los advenedizos, arribistas, aprovechadores circunstanciales, familiares y amigos de los jefes; a  gente que nunca luchó antes, para llevar el partido a gobernar en el país.

A los afanosos “obreros del triunfo”, se les podría llamar, que se sacrificaron denodadamente en el ayer, solo les ha quedado el ponerse viejos, y mi siquiera han podido alcanzar una punta de la estrella amarilla que forma parte del símbolo con que se identifica la organización.

A una selecta minoría de aquellos se les tiene incluidos, como de pena, en alguna de esas nominillas de etilo estatal, para que no se depriman tanto esos olvidados, ante sus precariedades de todo tipo, principalmente los que se identifican con el sector “danilista”.

Pero, como hoy es más que notoria la falta de esas zapatas y columnas, adoctrinadas por el gran maestro, y patriotas, además, ante la debacle que se prevé, esos magnates envalentonados, borrachos de poder, han tenido que salir a darles la boca a los antiguos compañeros, en busca de resolver el tremendo “liazo” que se les ha armado, que no solo puede hacer desaparecer la organización morada en estos tiempos, sino el mismo sistema local de partidos.

En el tenor de lo tratado, cabría transcribir aquí lo expresado por el señor Franklin Almeyda, miembro del Comité Político del PLD (Periódico digital “almomento.net”). “Respecto a las decisiones del Comité Central (27-10-18) en torno a las primarias, negó que Leonel Fernández haya estado promoviendo votaciones cerradas. Explicó que lo que él ha hecho es defender siempre el que fueran abiertas pero refrendadas por las bases, “y eso fue lo que acordaron”. ¡Entonces!, las bases tendrán que expresarse. ¿Qué dirán esas en estos precisos momentos? ¿Hacia dónde correrán las aguas?

A partir de lo expuesto por ese señor, se puede inferir que, ante la profundidad de la crisis actual, se ha producido una salida salomónica, para solapar mientras tanto el malestar interno existente; cubrir las diferencias obvias ante la población, y la seudo oposición política en el país, que se mantuvieron a la expectativa siempre, con relación a lo que podía surgir de ese evento decisorio.

Hay que aparentar otra cosa: una falsa unidad. Esa no era la posición anterior del presidente del partido, Leonel Fernández, según se hizo trascender hasta la opinión pública, aunque la esté supeditando de momento al parecer de las bases. Él hablaba de su oposición a las primarias abiertas, porque en su opinión, eran inconstitucionales. ¡Ya no son así! ¡Cómo se pretende jugar con la memoria de la gente!

Es obvio que, esa actitud a posteriori de Leonel Fernández, aun él haya querido justificarla después, alegando una serie de razones, no ha sido del agrado de un gran segmento de sus seguidores, que ya no le verán de igual modo. ¡Permitió que le envolvieran!, se dice. Hay errores tácticos que pueden salir caros, y ése se considera como uno de ellos.

Se entiende, que él es quien más ha perdido con ese arreglo mostrenco, y que podría haber iniciado así, el fin de su carrera política. Le acotejó las cosas a Danilo, y sus pretensiones reeleccionistas, es lo que se cree, dizque en pos de salvar la unidad del partido.  ¿Cuál unión? Lo peor que puede pasar no se ha visto todavía.

Indudablemente, a pesar del aparente arreglo entre las cabezas visibles moradas, para bajar la tensión, creadora de las serias expectativas tantos internas o como externas, en torno al descalabro previsible de esa entidad partridarista, por más que se haya querido estar tapando el Sol con un dedo, como dice el pueblo, no todo cuanto se está haciendo brillar allí es oro. El profundo mal de fondo está latente; las diferencias, contradicciones marcadas, zancadillas, y traiciones entre actores destacados en ambos sectores de las huestes peledeístas, están más que a la vista.

Además, las reacciones favorables de una base, dolida, por los desprecios de que ha sido objeto, están en entredicho; podrían hacer cambiar esa panorámica de aposento presupuestada. Estarán dispuestos sus componentes a que se les siga usando como tonos útiles. ¡Eso estaría por verse!

Y es que, ¡ahora, sí que importan las bases para tales seudo líderes! Se olvidaron esos bateadores ingratos, haciendo un símil con el baseball, si es que cabe, de que, para anotar carreras, tiene que haber gente en las almohadillas; que el jonrón, solo permite traer una anotación a la goma.  ¡Es muy posible se les haya hecho tarde para llenarlas!

 

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

Adiós al sistema local de partidos políticos. ¡Preocupante!

Innegable es que, se rebosó la copa de la incredulidad en esas instituciones en Dominicana, que han quedado convertidas en antros de comerciantes inescrupulosos de la política, ladrones de cuello blanco, y grandes corruptos, revestidos de impunidad judicial absoluta.

Ningún legado sustituto favorable para el país, dejaron los tres grandes líderes nacionales, Dr. Balaguer, Prof. Juan Bosch, y Dr. Peña Gómez, fundadores y verdaderos ideólogos dentro las principales instituciones del género en el país; que, son hombres que adornarán innegablemente las páginas de la historia patria nuestra.

Es obvio que, sus más connotados seudo discípulos nada de sus principios asimilaron. Evidentemente, todo lo han sabido tirar por la borda, tras la partida de aquellos del mundo terrenal; e inclinándose además esos farsantes, identificables con facilidad, por deshonrar sus memorias póstumas.  ¡Para nada trabajaron aquellos!

Tras el descalabro institucional relativo a esas instituciones, originado en las actitudes desaprensivas y los actos dolosos de sus miembros más representativos, la desaparición del sistema de partidos en Dominicana luce inminente.

Ya nadie cree en dichas entidades, menos después de lo que ha pasado con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que tanto entusiasmo despertó en sus orígenes, y que logró constituirse en la última esperanza de la gente aquí; pero, que hoy ha resultado un gran fiasco para todo este pueblo. ¡Innegable lo expresado!

A pesar de lo último creado, el PRM, como producto de la división interna en el histórico Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y la “ventorillada” de organizaciones políticas formadas en adición, que continúan creciendo como la verdolaga, ya la confianza en la clase está perdida por completo. ¡Difícil resulta la recuperación del terreno perdido en ese orden!

¿Qué vendrá después? Es la gran pregunta que asalta, e invita a reflexionar sosegadamente a los buenos dominicanos que aún quedan, preocupados por el devenir del país. Los que no, solo estarán pensando en cómo emigrar del mismo, pues las desfachateces de los políticos que se tienen hoy en día a nivel local, se reportan irresistibles.

 

Autor: Rolando Fernández

 

¡No desesperéis dominicanos! Pronto soplarán otros vientos

 

Sobornantes y sobornados se vienen castigando en todo el mundo, a una velocidad considerable, sin distingo de liderazgo empresarial hegemónico, o cargos públicos que se hayan desempeñado a nivel estatal, respectivamente.

Gran muestra de ello se ha estado observando durante los últimos tiempos en países diversos, donde fiscales y jueces se han inclinado por hablar. Las decisiones de ese tipo envuelven a determinados personajes públicos, ligados a actividades políticas, como de otra índole, que en estos momentos se encuentran bajo severos procesos judiciales; o sentenciados ya, cumpliendo años de prisión dispuestos en su contra.

“La excepción que confirma la regla”, como dicen algunos letrados con autoridad, se puede decir que está constituida por la República Dominicana, donde las denuncias en tal sentido van y vienen como las olas del mar; se ven esas siempre como normales; y, por supuesto, a muy pocas autoridades competentes llaman la atención.

El grueso de la sociedad en ésta, sí que las cantaleteas con ímpetu acusador, aunque de poco vale. Igual se escuchan juicios condenatorios a nivel de determinados sectores con conciencia ciudadana; mientras que, en otros, ambivalentes, “corchos”, como se les dice, en que pululan las “bocinas humanas” pagadas por el oficialismo, y demás hegemonistas, se oyen solo justificaciones, solapamientos obvios, como las defensorías políticas osadas, que se proclaman de manera estruendosa.

En adición a esas desaprensiones últimas, por lo regular se obtiene, en la mayoría de los casos, el concurso de abogados-cómplices, que hacen muy buenos negocios en el marco de los asuntos de esa naturaleza, y que basan sus alegatos defensores en triquiñuelas e incidentes de corte jurídico, como los amarres de orden, con los fiscales y jueces que intervengan en los procesos judiciales que se encaminen.

Los sobornantes que le pusieron la tapa al pomo, como se dice, y que al mismo tiempo destaparon mayúsculos escándalos en ese orden durante las últimas décadas, no solo a nivel de América Latina, sino de otras regiones también, fueron los representantes de la famosa empresa constructora brasileña “Odebrecht”, que dieron cuartos a granel para lograr el otorgamiento y sobrevaluación de obras públicas, favoreciendo en pos de, a funcionarios estatales, congresistas, y empresarios de renombre de los diferentes países envueltos.

A pesar de que todo el entramado mafioso operativo inherente se instaló para trabajar desde la República Dominicana, durante los últimos años, con el conocimiento obvio del oficialismo en la nación, según se hiciera de público conocimiento, – a los fines de obtener asignación de obras y sobornar – es donde menos se ha procedido judicialmente, partícipe de los escándalos ésta también, para aplicar las sanciones debidas, como sentar los precedentes punitivos de lugar.

Lo que sí ha habido en ella, son actividades proteccionistas de todo tipo, como aparatajes simuladores de persecución, imposibles de ocultar, solo para hacer frente a la presión social desatada, más que otra cosa.

Así, después de lo que ha trascendido hasta la opinión pública, con suficiente grado de detalles, es por lo que este país está siendo objeto de serios cuestionamientos, tanto a nivel local, como internacional.

El último enjuiciamiento relativo a alto nivel de que se tiene noticias, y que debe poner a pensar a muchos encumbrados nacionales del oficialismo local, y demás, es el que se ha estado siguiendo en estos días a Michel Temer, presidente de Brasil, y otros más, supuestamente por corrupción, a quien se acusa de sobornos, que salpican directamente a ese señor, relacionados con el ámbito empresarial de su país, y el partido que él liderea: “Movimiento Democrático Brasileño (MDB)”. /Ver: Periódico “Diario Libre”, del 17-10-18, página 9).

Es por lo que se infiere que, en el orden de lo que aquí se  trata, cuánto les pueda estar reservado a los  turpenes dominicanos, punitivo, no cabe duda, por sobornos, corrupción, como lavado de activos, y otros, posiblemente les llegue  más rápido que lo esperado, a pesar del blindaje judicial que se tiene, con intenciones de prolongar su vigencia, ahora con la escogencia de nuevos jueces para las Altas Cortes, a los fines de que  decidan sobre la suerte de un amplio número de políticos que han incurrido aquí en actos dolosos. Eso, debido a que, la presión proveniente del exterior, en pos de que se actúe en consecuencia, se habrá de tornar insoportable dentro de poco.

¡Las bolas les están picando bien cerca, como se dice popularmente, a todos esos desaprensivos magnates! Hasta cuándo les estará cubriendo el factor suerte, es la gran pregunta que asalta a tantos en esta depredada nación. ¡Esperemos!

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordprew.om

 

 

 

 

 

 

 

¡Leer Biblia en escuelas! Lo que no se ha tenido en cuenta

 

Cuando nuestros políticos en el poder, y demás sectores hegemónicos aquí, quieren desviar la atención respecto de los grandes problemas nacionales, de inmediato se buscan una temática sustitutiva, y la lanzan al “escenario” público local, para que se esparzan las opiniones y comentarios “desplazantes” de lo que se quiere, entre la población, como las centellas que emanan de los petardos que se fabrican para los llamados fuegos artificiales conmemorativos, al momento de estallar.

Ahora, el tema es la lectura de la Biblia en las escuelas y colegios de país, que sale a la luz pública, a partir de la resolución que sometiera ante la Cámara de Diputados, la legisladora Besaida González del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), quien solicitó a través de la misma el cumplimiento de la ley No.44-00 en que estipula “la lectura e instrucción bíblica en las escuelas públicas y privadas de la República Dominicana”. La misma fue devuelta a la Comisión de Educación. ¿Cuántos años tiene esa disposición, y por qué no se ha aplicado? ¿Resolución para qué?

Se consigna en la citada pieza legislativa que, “la Biblia es la fuente primigenia y esencial de los principios y valores cristianos, constituyéndose en el libro más importante en la historia de la humanidad por sus enseñanzas y el concepto moral que transmite al hombre”, sobre lo cual no cabe ninguna duda. (Periódico digital “El Sol”).

Como era de esperarse, de inmediato aparecieron los pareceres a favor y en contra de la lectura del Sagrado Libro en las aulas del país, externados por otros congresistas, verbigracia, la connotada Faride Raful, que no está de acuerdo, según fuera publicado, como educadores, religiosos, e importantes personalidades de la nación. Todos los criterios vertidos se deben analizar y ponderar, para “no errar en el blanco”, como se dice.

Erróneamente, se está ligando el asunto hasta con concepciones de orden politiquero, al decirse que, dentro del PRM, hay muchos evangélicos que podrían no sentirse bien con eso de que no se permita la lectura de la Biblia en las escuelas, según han expresado algunos perremeistas, y que eso provocaría en esos religiosos, el no sufragar en favor de los candidatos de esa entidad política.

Ahora, más que notorio se reporta el hecho que, no se haya tomado en consideración, independientemente de la normativa legal que mande la lectura de que se trata – ley No. 44-00 – ya sea de forma obligatoria, u optativa, como del enfado que puedan mostrar los llamados evangélicos, o protestantes, la categoría de las Sagradas Escrituras que contiene la Biblia, en términos de espiritualidad, incluso tintadas de esoterismo puro muchas de ellas; como, metáforas,  parábolas diversas, a las cuales hay darle mucho cráneo para tratar de comprenderlas, aun sea de manera parcial.

Que, no obstante, las tantas traducciones, interpretaciones y acomodamientos que sea han llevado a efecto con relación a las mismas, no todo el mundo está en capacidad de entenderlas, como de extraerles la quintaesencia. De ahí las diferentes sectas religiosas convencionales que se tienen en el mundo hoy, y fundamentan sus enseñanzas en dicho libro.

Entonces, mucho menos es una obra para ponerla en manos de estudiantes como los nuestros, y exigirles entendimiento, ya que no son secretos para nadie las deficiencias que arrastran en tal sentido; que apenas saben leer y escribir; que desconocen por completo lo que es lectura comprensiva, posiblemente hasta más allá del bachillerato. No nos engañemos, que los precedentes de las evaluaciones realizadas están bien a la vista, y no solo aquí, sino en el exterior también.

La Sagrada Biblia contiene una filosofía espiritual muy intrincada. Claro, es algo que no se detecta a través de una simple lectura y recitar de pasajes, como versículos allí plasmados, tal es lo que de ordinario se estila entre los religiosos convencionales socializados, sino de profundos y sosegados estudios, traslativos hacia el ámbito de lo esotérico, con lo que tiene una innegable relación, aunque quizá algo indirecta podría decirse, debido a la generalización implícita de los usuarios a que se dirigió, por lo que eso, no lo advierten los lectores superficiales.

La Biblia fue escrita originalmente en tres idiomas: arameo, hebreo y griego, y para llevar eso a todos los que están en uso hoy, ¡no es muy fácil! Hay frases en ella cuya traducción se hace prácticamente imposible. ¡Qué le echen hilo al bollo!

Sus enseñanzas se corresponden, principalmente, con la llamada “Era Cristiana”, la de Jesús el Cristo, conocida también como “Pisciana”, que, según los entendidos, está concluyendo ya, para dar paso a la Acuariana, que tiene otro Avatar como representante, cuyo nombre es conocido hoy en los ámbitos esoteristas con nivel.

No tan fácil entender ese Gran Libro, que se tiene como el más importante en esta etapa de humanidad. Los eruditos y grandes estudiosos, jamás osan poner en duda su contenido. Lo que más se atreven a decir es, “que no entienden muchas cosas de las en él están plasmadas”.

Creemos que, la Biblia es para estudiarla, no simplemente leerla, en las casas, en la solemnidad de los hogares; no en aulas escolares, y menos, si es que de grados inferiores se trata. ¡Qué los que engendran, hagan el trabajo que les corresponde!; y, los políticos, qué se dejen de estar inventando.

Son los padres quienes se deben encargar de la orientación, o formación espiritual de los vástagos, que es un compromiso que se asume durante la ceremonia del sacramento del bautismo, mayormente conocido en el catolicismo religioso.

Según la doctora Caroline Myss, en su valiosa obra: “La Anatomía del Espíritu”: “una familia, acepta la responsabilidad física y espiritual del hijo que ha traído al mundo”, al participar de esa ceremonia”.  Luego, ¿por qué no cumplirla?

Como es obvio, eso implica cuidados, salvaguarda, etc. Ahora, de todo quieren que se encarguen las escuelas. Por Ahí es que anda la susodicha ley, cuando de seguro los estudiantes aquí podían leer y escribir mejor; como, la iniciativa actual, en cuanto a requerir su aplicación desde el Congreso Nacional mismo, que, dicho sea de paso, cabe reiterar, no es necesario.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

 

Cómo nos identifica la pantalla chica local

 

Solo hay que malgastar un poco de tiempo, sentado frente a la televisión nacional, y de inmediato se advierte el gran deterioro que viene lacerando a la sociedad dominicana, que bien aceptan las grandes mayorías.

Cuánta basura es lo que allí se presenta, y todo parece asimilarlo conforme el grueso de la gente aquí. Nadie protesta. Por el contrario, un sinnúmero de los televidentes locales luce complacidos, y la cantidad aumenta cada vez más.

Tan pronto se enciende un aparato de esos, considerado por muchos el medio de manipulación social más potente, aparece una telenovela; “musicólogos”, “puya instrumentos”, como canta malo, con vestuarios estrafalarios, que dicen claramente lo que son; y, basuras de programas, con indecencias de corte sexual (mujeres semidesnudas, (con cuerpos biturizados, hechos a la fuerza, y silicona por doquier); homosexuales de toda clase, y demás yerbas aromáticas etc.).

También se destacan allí, anuncios publicitarios muy mal elaborados en su mayoría, y cansones por demás, incluido el manjar politiquero embaucador de estilo; periodistas sin dignidad; seudo analistas hablando sandeces, la mayor parte faltos de preparación, ética, como de técnica comunicacional.

Por igual, lambones a granel loando a personas con perfiles públicos más que cuestionables, que fungen como bocinas pagadas más bien, de esas a las cuales de seguro se refirió el AM del medio “Diario Libre”, edición 6-10-18, bajo el título “Bocinas” e indignidad”.

A pesar de, nadie aparece con intenciones de cambiar, o mejorar tan desastrosas producciones. En cambio, el poder hegemónico político-social-empresarial, lo que hace es contribuir a que cada vez más la televisión del país sea peor; sirva menos, en términos de programas educativos, “concienciantes”, como ético-morales, otorgando jugosos patrocinios a todos esos “programeros” de baja monta, como se dice, ya que es una forma de crear mayores caldos de cultivo para poder continuar con los “narigoneos” sociales necesarios; estar jugando siempre con el pueblo.

Definitivamente, ¡la televisión dominicana no sirve!, y nada se procura hacer para mejorarla. En los últimos años, la han convertido en el hazmerreír burlesco para cualquier pensante medio; como, en amplia vitrina para promover prostitución de todo tipo: carnal-mujeril, varonil (pájaros); y, la que nunca falta, politiquera.

De más está decir que, lo poco loable, como refrescante a la vista que se puede observar en la televisión nacional, se puede considerar, sin temor a equivoco, que constituye “la excepción que confirma la regla”, tal prescriben algunos estudiosos de las ciencia sociales, algo que siempre está presente.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

 

 

El nuevo traje para la Constitución, ya está siendo confeccionado

 

Según las malas lengua, tal y como se expresa en el medio “Diario Libre”, edición de fecha 19-10-18, página 4, (EL ESPÍA), ya comenzó el reparto millonario de pesos a nivel de eso que aquí llaman Congreso Nacional, y que no es más que una “cueva” de ineptos en un alto porcentaje, repleta de malos dominicanos en su mayoría, busca cuartos, que fueron muy mal elegidos por la población, para allantar representación social, y que seudo denominan senadores y diputados.

Se recurre de nuevo a la práctica de estilo, en pos de hacerle otro traje a la Carta Magna de la República Dominicana, bien a la medida de los políticos gobernantes de turno, en este “solar selvático”; como,  de los poderes económicos gravitantes en el mismo, de forma tal que el actual mandatario  de la nación, y su séquito, claro está, puedan continuar “subidos en el palo” a partir del año 2020, aspiraciones que han sido puestas en evidencia de manera más que suficiente.

El tren de la reelección, tema colocado como central entre los dominicanos, dejándose de lado las grandes problemáticas nacionales que afectan con dureza a la población, muy difícil pueda ser detenido, a menos de que la sociedad local no se “empantalone”, e impida de cualquier forma, el que se sigan costeando desaprensiones como esa, con los recursos que compulsivamente le arrancan a través de los impuestos, y hasta los arbitrios municipales que se disponen.

Claro, no es con palabrerías, o bocinajes radiales, como televisivos que algo se va a lograr en ese tenor, sino por medio de acciones contundentes y sostenidas, diciéndoles a todos estos inapropiados políticos que se gasta esta nación, que este pueblo merece respeto, y que la alternabilidad en el poder se hace más que necesaria; que, ya está bueno de burlas y engaños repetidos.

Evidentemente, la “mugre” mayor (falta de dignidad) que se tiene a nivel de los tres Poderes del Estado nuestro, se concentra alrededor del Legislativo, que desde hace gran tiempo no realiza el trabajo que en verdad le compete, por su conformación politiquera parcializada, sino que ha estado fungiendo como caja de resonancia del Ejecutivo, sellando, como gomígrafo, todas las iniciativas que desde allí emanen. ¡Hay un maridaje perfecto entre ambos!

Luego, es por ese Primero que tiene que comenzar la “higienización” de todo el sistema político nacional; que, obviamente, se haría extensiva por derivación, hasta el Ejecutivo y el Judicial.

 

Autor: Rolando Fernández

 

¡Cuentos, y más cuentos!: táctica politiquera local

 

¡Ah!, qué lindo, y con fuerza aparente, hablan los políticos cuando están en campaña electoral; ofrecen de todo, aunque no puedan honrar sus palabras después. ¡Los precedentes los hay de sobra!

Sí, lo hacen en busca de engatusar a la población; y, los tarados ciudadanos, que como siempre, siguen creyendo en ellos, oyen atentos sus mensajes, como si se tratara de las palabras de Dios, se podría decir, aunque luzca muy osada la comparación; y, a posteriori, se quedan esperando cumplimientos, normalmente.

Según el flamante aspirante a la presidencia de la República, por el que se supone el mayoritario partido de la seudo oposición política local, señor Luis Abinader, en visita que realizara a Villa Altagracia, en Dominicana, donde se reuniera y conversara con representantes del agro allí, “éste prometió que, si gobierna, los precios de los alimentos bajarían el 30%”. ¡Vendrá con una varita mágica debajo del brazo! (Periódico “Diario Libre”, del 15-10-18, página 6).

¡Cuánta demagogia, mamacita!, Se juega con la inteligencia ajena, sin el menor reparo. Además, se hace provecho con regularidad de la ignorancia del grueso de la gente que participa dentro de sectores como esos, que denota en su mayoría, baja formación académica y política, por lo que fácil se puede tratar de convencerle.

Cualquier parecido, diría un ciudadano común, pero observador y reflexivo, respecto de lo que ocurre con las llamadas “visitas sorpresas”, que realiza otro actor importante dentro del ramo politiquero nacional, es pura coincidencia.

Las supuestas medidas a adoptar, y decisiones que el perremeísta está anunciando ahora, en pos de dar cumplimiento a sus promesas electoreras durante el gobierno que encabece, de alcanzar el triunfo apetecido, son cosas que, de seguro, ni él mismo las cree, por ser uno de los “pilares” connotados del empresariado local; y, amplio conocedor, por supuesto, de cómo se “bate el cobre” en este país, con relación a las iniciativas de tal naturaleza..

Pero, a la vista está, que los dominicanos siguen creyendo en todas esas sandeces de orden político que se les proclaman alegremente; que no levantan cabeza, debido a lo cual les dispensan tanta atención a esos “magnates” demagogos, dejándose poner de mojiganga siempre; y que, por eso, tales turpenes, pueden continuar jugando con ellos a voluntad.

“Todavía viene Pedro y “jalla”, como reza un refrán popular, y los que ejercen la disciplina abordada de que se trata, en este “solar” de ingenuos, por no llamarle de pendejos, hacen buen provecho de ese caldo de cultivo.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

“No hay efecto sin causa”. ¡Está más que demostrado!

 

¡Innegable! Siempre detrás de todo lo que ocurre, hay una causa que motiva. Nadie puede poner eso en duda. Ahora, que no se quiera reconocer de ordinario, es otra cosa, por acomodamientos circunstanciales que favorezcan determinados momentos, como concepciones humanas, de hombres y mujeres.

Temáticas como esas de los llamados feminicidios, acosos sexuales, los incestos, maltratos y golpizas en contra de las mujeres, etc., que, por supuesto, no están exentos de lo señalado, han estado más sobre el tapete últimamente, que “los rayos del Sol sobre la faz de la Tierra”, y no solo aquí, sino a nivel de otras latitudes también.

Se habla con más recurrencia cada vez, respecto de tales actitudes deleznables, sin temor a equívoco. También de censurar acremente los mismos, como de demandar severos castigos ejemplificadores para los que así procedan, afectando a las féminas, principalmente, sin compasión alguna.

Pero, notorio es que, de la definición y combate de las causales que se encuentran en la raíz de esas problemáticas, muy pocos osan hacerlo, debido al ataque frontal que de inmediato se recibe de las feministas de nuevo cuño, con su liberalismo mal fundado, salpicado de igualdad plena con relación a los hombres, como de competitividad sin distinción de sexo; y, de todos cuántos las secundan, que ahora están intentando cambiar el mundo,  a su manera; de revertir por completo los roles atribuibles al ser más importante       que habita sobre el planeta Tierra: LA MUJER.

Por qué se originan las golpizas; y, los feminicidios, premeditados, con cierto sadismo, aumentan cada vez. Es por simplezas, o mero machismo, como dijera la periodista Patricia Solano, que forma parte del equipo de la campaña “Resetéate”, al afirmar: “el desafío más grande que tiene esta sociedad es derribar el machismo para bajar los niveles de violencia, donde las mujeres son las más vulnerables. El machismo nos está amargando la vida a las mujeres”…… (“El Día”, del 10-10-18, página 6). ¡Qué bien se ven las cosas de un solo lado!

¡El machismo es el culpable de todo! Y, las mujeres alienadas, que se creen también ser hombres, y poderlo todo (boxeadoras, judocas, karatecas, luchadoras, peloteras), por supuesto, amén del libertinaje que exhiben, no aportan nada para que esa despreciable situación de que se trata se produzca, ¿verdad?

Y, por qué razón esa elegante joven no recomienda, en adición a eso de que “hay que bajar el machismo”, muy relativo, por cierto, que las mujeres tienen que revalorizarse, en términos de su real esencia y roles competentes, por ser la base fundamental de toda tribu sanguínea (familia), y las sociedades en general, que en realidad son, entre otras cosas, aunque muchas no le vean así,

De igual forma, el dejarse de querer solo estar compitiendo con los hombres de tú a tú, y que no haya diferenciación alguna;  el actuar como mujeres propiamente, sin desperdicios; no comercializar con sus cuerpos como mercancías cualesquiera, luego de “biturizarlos” y llenarlos de silicona por doquier, aquellas con las que la Madre Naturaleza no ha sido muy bondadosa, y que entonces procuran lucir a la fuerza, olvidándose que: “donde Dios no puso, no puede haber”, como reza un dicho popular; de que, su verdadero valor no está en lo físico, sino en los loables sentimientos que se puedan albergar.

Que se debe evitar irrespetar al sexo opuesto, a veces hasta con infidelidades; como, el procurar no chantajearle con amenazas de sometimientos ante la seudo justicia local, por violaciones que se inventan, a pesar de haber aceptado cualquier tipo de relación carnal, en busca de que, se les costeen sus aspiraciones de ostentación, incluidas las famosas cirugías modernas que creen necesarias;

En adición, las avaricias materiales, de lujosas jeepetas, celulares al último guay de la moda, prendas preciosas, etc., para estar en condiciones de poder competir con las demás damiselas que se encuentran ejerciendo trabajos sexuales dentro del ruedo; muchas sofisticadas, claro está, que se exhiben incluso en la televisión, y que ahora les llaman “chapiadoras con estilo”.

Relacionado con lo que aquí se expresa, muy importante sería el que se difundiera ampliamente, el contenido de un enjundioso artículo que publicara el señor Ruddy L. González, en el medio “Listín Diario, edición del 10-10-18, intitulado: “Acoso, feminicidios o anti machismo”, para que sea leído por las alienadas feministas de nuevo cuño, que tanto se quejan, pero que solo ven para un solo lado. ¡Ellas son las santas víctimas!

Por ejemplo, él narra, y dice, entre otras cosas: “la dama de 28 años, exigía a su pareja, un hombre de 44, casado, con un hijo y ejecutivo de una importante empresa extranjera que le comprara una jipeta de lujo, del año, porque la pareja de su amiga, con quien compartía un apartamento, le regaló una y ella reclamaba la ´suya´”. Petición bajo amenaza de descrédito y querella judicial, según se agrega. ¿No es ponderable eso?

Además, están de por medio la desnudez femenina que se exhibe, como las provocaciones muy adrede, por parte de menores, con principalía, y “mujeres bien portadas físicamente”, para luego armarles un “rollo” a todos aquellos que se dejan entusiasmar. Le hacen un lio a cualquiera; o, si no, tratan de chantajearle: ¡búscame cuartos, para satisfacer sus apetencias desmedidas!

Es por ahí que anda ese asunto de los famosos acosos, en la mayoría de los casos. Solo hay que transitar en horas de la noche por algunas avenidas del país, para ver “niñas” galanteando hombres que conducen lujosos vehículos. Son jovencitas en su mayoría, que posiblemente, apenas saben bañarse bien, pero que andan en sus búsquedas; y, a lo mejor, intentando ponerle un gancho a alguien que aparente condiciones económicas.

Entonces, y como se pueda advertir, ese gravoso asunto no es cuestión de “derribar el machismo para bajar los niveles la violencia en contra de las mujeres” (Machismo: Actitud o manera de pensar de quien sostiene que el hombre es por naturaleza superior a la mujer); ni, de “reseteo de las mujeres, para acabar con ese tipo de violencia”, como si las damas fueran computadoras, tal es lo que recomienda un nuevo movimiento relativo feminista creado.

Esa es una problemática que requiere de una profunda reflexión resolutoria; de ponderación, y análisis imparciales de los factores que intervienen, y provocan innegablemente la misma; que todos convergen en el deterioro pronunciado, y la pérdida de valores inherentes a esa tan importante célula social: LA FAMILIA, en cuanto a concienciación exigible a los progenitores, y las incumbencias que se deben asumir, en relación con la crianza debida en favor de vástagos, para insertarles luego en las sociedades,  y que esos observen comportamientos apropiados después.

Cabe apuntar aquí que, el mismo sacramento cristiano católico del bautismo, más conocido convencionalmente, según sostienen los que saben, en parte implica que: “una familia, acepta la responsabilidad física y espiritual del hijo que ha traído al mundo”, al participar de esa ceremonia, lo que es obvio manda, cuidados, salvaguarda, protección, etc., como las orientaciones requeridas de orden divino. Claro, no se está hablando de religiosos sociales, como es lo que tanto ahora se estila, que solo van a las iglesias para allantar.

Luego, todas estas damas troqueladas a lo moderno, que en su mayoría no logran conformar una familia estable, por las actitudes y comportamientos tan inapropiados que observan – solteras, divorciadas, con hijos, o no se sabe qué – producto de una liberación femenina muy mal concebida, que reorienten sus recomendaciones hacia la clase femenina, y se dejen de estar hablando de “resetear mujeres”, ¡que no son máquinas!, cabe reiterar; como, culpando el machismo de todo cuánto viene ocurriendo en el tenor de lo tratado. El “reseteo” de esas, debe ser sinónimo de concienciación real y efectiva, asociada con su esencia divina, como valor innegable, dentro de la especie humana.

Al concluir con esta humilde opinión, preciso es decir que, cuando se abordan materias de este tipo, tampoco se pueden dejar de lado causas que están fuera del universo manifiesto, como son los mismos efectos kármicos a conquistar, incluidos en el prediseño de cada corriente de vida que cursen los humanos. Eso es esoterismo puro, relacionado con la reencarnación de la Almas, aunque mucho no lo crean así.

 

Por igual están, las provenientes en directo del plano astral, asociadas con cierto tipo de obsesiones espirituales, que inducen hacia esas decisiones en contra de algunos seres terrestres. y que se dan por sentimientos vengativos arrastrados tras la desencarnación, por ciertos espíritus, u otras razones poderosas, que inducen con posterioridad, a actitudes criminales por parte de encarnados, afectando no solamente a mujeres, sino a cualquiera. ¡Se actúa bajo estados de obsesiones, inconscientes! A pesar de que se tienen evidencias persuasivas suficientes sobre eso, como se comprenderá, no es tan fácil su comprobación.

 

También se pueden dar casos de homicidios, aguijoneados por espíritus con igual condición de materialidad – encarnados -, que de ordinario obsesan, debido a la llamada “contaminación fluídica”. Entre vivos, para que mejor se entienda. ¡Así lo dicen aquellos que saben!

 

Tampoco se deben dejar de lado, en el orden de lo que se trata, las adhesiones a determinados ritos satánicos, que implican el asumir la realización de hechos sangrientos, a solicitud de alguna entidad de esas que pertenecen, obviamente, al lado oscuro de la espiritualidad. Son seres a los que recurre por ayuda; y lo hacen, ¡pero que también exigen! Tienen aquí trabajo en abundancia, los psicólogos, y las iglesias por supuesto.

 

De otro lado, pero asociado con los maltratos, feminicidios, y la criminalidad, en cuanto no solo a las mujeres, jóvenes y viejas, está el asunto del consumo de las drogas que se trafican en el país, por ejemplo, y que inducen a lo que sea, cuando se está bajo los efectos de las mismas, o el vicio ataca, y no se dispone de dinero para comprarlas.

 

Tal se puede inferir, no es tan fácil la cuestión aquí tratada. ¡Eso hay que ventilailo!, como diría un caro amigo local, santiagués.  ¿No es cierto?

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

 

¡Un pueblo masoquista, o sin líderes políticos!

 

Las cosas que se ven Dominicana “no tiene perdón de Dios”, como se dice popularmente, con principalía las provenientes de los sectores sociales hegemónicos gobernantes: políticos, y económicos poderosos.

Cada vez más, las burlas y desaprensiones alegres, que hacen blanco en el grueso de la población aquí, son mayores; mientras, la misma permanece como anestesiada, y conforme con que se le siga humillando, y golpeándole sin contemplación alguna. Es obvio que, no parece lucir dispuesta a emprender las acciones reivindicativas que desde hace tiempo se imponen en su favor.

La gran pregunta que de seguro asalta a cualquier observador independiente es: ¿será un pueblo masoquista, o, es que no dispone de reales, verdaderos líderes políticos, en capacidad de aglutinar, y encabezar movimientos liberadores del “yugo” a que se le viene sometiendo desde hace años?

Con facilidad se puede arribar a una conclusión mixta en ese sentido: ¡hay de las dos cosas, innegablemente! Porque, para aguantar tanto, sin que se haya producido en este país un ejemplificador estallido social, aun sin tener hombres selectos que los dirijan, tiene que haber una actitud masoquista interviniendo; ya que, hay otro refrán pueblerino que envuelve un mensaje muy cierto, el cual dice: “lo mucho hasta Dios lo ve”.

En segundo lugar, de que en esta República no hay liderazgo político alguno, de eso no cabe duda ninguna. ¡Lamentable, tener que decirlo!, por más alharacas y lambonismos que se escuchen alrededor de ciertos personajes públicos.

Se tienen más bien determinados individuos, que tratan de fungir como tales, pero que nada más son jefes de grupos que les hacen las “cohortes” y corifeos complementarios, para tratar de llegar al poder, todos, en busca de beneficios muy propios, desfalcando con regularidad el erario público de la nación.

La capacidad de aguante que tiene este pueblo asombra, e inquieta saber hasta cuándo será; y, si esperará por su depredación total, según es lo que se advierte; como, el que vengan los acreedores internacionales a llevarse el país en un barco grande, cuando no se les pueda pagar el gravoso endeudamiento que se habrá de acumular hasta entonces.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

 

 

¿Cómo se salva un país? ¡Dígame usted señor!

 

Titulares como ese que apareció en primera plana, periódico “Diario Libre”, edición de fecha 8-10-18: “Partido recibirán en 2019 el doble que en 2015, años previos a comicios”, solamente aguijonean a “desgaritarse” de este país; como, dejárselo entero a los políticos, y las bocinas pagadas, para que se lo “coman con un buen pan tostado”.

Y cómo es posible una “inconsciencia” legal tan grande (Ley 275, del 21-12-1997), frente a una sociedad que se la está llevando el diablo; en la que no aparecen medicinas para los enfermos depauperados, como tampoco jeringuillas, ni hilo para coserles las heridas a la gente en los centros asistenciales; que los hospitales públicos se están cayendo a pedazos en su gran mayoría; y, el hambre acosa a la población en los barrios carenciados a nivel nacional.

Todo, solo que para favorecer económicamente a los jugosos negocios denominados partidos políticos. A gastar todo ese bojote de cuartos en francachelas electoreras; comprar conciencias a cuántos ciudadanos incautos aparezcan. También, contribuir a seguir enriqueciendo a muchos de los turpenes destacados dentro de dichas organizaciones; y, qué sigan viviendo bien, a costa de los bolsillos de este pendejo y depredado pueblo.

En el año 2015, esas entidades dizque al “servicio” del país, que solo procuran alzarse con el poder, para que sus miembros principales procuren el mayor lucro económico posible, recibieron la friolera de RD$805 millones, y en 2019, el regalo será de RD$1,506 millones. Así aparece reseñado en el citado periódico. ¿En cuántos países más harán lo mismo que aquí, con esas consideradas compañías por acciones?

Con sobrada razón, dijo recientemente el flamante ministro de Hacienda en el país, que los gravosos impuestos a los combustibles no se podían rebajar (Diario “HOY”, del 4-10-18); por lo que se infiere, habrá que seguirlos pagando a los precios que a los mandases de turno les venga en gana; no importa que continúen encabezando la lista de los más altos en toda la región del Caribe, según los expertos.

Hay que buscar cuartos suficientes, haciendo provecho del consumo de un bien obligado – los hidrocarburos-, sin importar los niveles inflacionarios que tal tozudez pueda provocar en contra de la población.

Se tienen que satisfacer las “necesidades”, como esa de la que se trata más arriba;  aquellas que de seguro se derivarán de las pretensiones reeleccionistas del actual mandatario, acompañado, eventualmente, de los acólitos congresistas: sus senadores y diputados, para que continúen sellando, “gomígrafamente”, las decisiones que emanen del Poder Ejecutivo de la nación; y cubrir los gastos de la descomunal deuda externa contraída con el exterior, que se cree no está en carpeta detenerla.

Además, están de por medio los jugosos beneficios de los políticos, y grupos empresariales que comercializan aquí con los combustibles. Esos negocios que hace mucho, dejaron de ser un secreto en Dominicana.

Y, en contra de esa gente no se puede ir. Por tanto, tal super ministro, muy bien remunerado, por cierto, no se atreve a decir otra cosa; y, mucho menos, a proponer cambios en la normativa correspondiente, o resoluciones conexas, que desfavorezcan a esos caciques, patrocinadores de campañas electorales en su mayoría, ante la caja de resonancia congresual que se gasta la nación.

La verdad es que, este pueblo tendrá que sentar un precedente aleccionador, contundente, en contra de las actitudes desaprensivas de todos estos políticos depredadores de nuevo cuño, que, desde hace décadas, vienen cavando de tumba de esta nación.

¡Ojalá!, que el barco en que vienen los hombres dispuestos a agarrar el toro por cuernos, y doblegarle como se debe en ese orden, para el respiro ya requerido en esta República, no tarde mucho en llegar.

Habrá que aguardar por ese, y los ocupantes, claro está; porque, al parecer, los que había aquí con el valor, y la voluntad necesaria, ¡se acabaron!

 

Autor: Rolando Fernández