La abstención electoral ciudadana: Síntoma de cuidado a considerar

Parece ser que este pueblo, ha venido tomando conciencia con respecto a la clase de políticos que nos gastamos los dominicanos, que actúan sólo en busca de provechos para ellos, y sus grupos patrocinadores.

 

De acuerdo con dos datos que aparecen publicados en los medios de prensa local, los niveles de abstención electoral en la República Dominicana,  han  venido in crescendo desde el año 2004, hasta la fecha, oscilando entre un 27 y un 30%,   alcanzando esta última vez (2012),  el mayor porcentaje, lo cual pone en evidencia un factor riesgoso de alta consideración, aun algunos políticos y autoridades del organismo organizador competente, no lo entiendan así.

 

Además, a esos niveles de abstención se les debe agregar el por ciento de votos nulos y los observados, ya que algunas personas concurren a sufragar a las urnas de votación, no por deber ciudadano, o compromiso propiamente con los candidatos participantes, sino para “tintarse” el dedo, y llenar las apariencias por innumeras razones; que se vea que ellas votaron. ¡Dañan adrede las boletas!; o sea, que también son abstencionistas en muchos casos.

 

Y es que, el cansancio con relación a las tantas falsas, demagogias y promesas aéreas – que no serán cumplidas -, en que los políticos incurren, se hace más obvio cada vez; que un gran segmento de la población dominicana esté “jarta” ya de  que la sigan engañando, con ofrecimientos, nada más que para embaucar a la gente; para agenciarse beneficios personales y grupales.

 

Por otra parte, el tener que elegir, con segura victoria, entre dos de los partidos que componen el ruedo político nacional, también provoca desinterés por los procesos electorales, debido a la limitada capacidad de elección que tienen los votantes. ¡Esa forma de polarización partidarista  no resulta muy aconsejable!

 

Todo el que se abstiene, vota nulo, o procura la observación  de su sufragio en las mesas, es porque no está de acuerdo, con que lo pongan a elegir entre lo que se considera lo menos malo y lo peor, como de ordinario ocurre; amén, de la falta de confianza que han sembrado en el seno de la población todos los políticos nuestros.

 

En una nación como la dominicana, con tantos flujos de comunicación a su alcance, por el esnobismo de las telecomunicaciones que la arropa casi en su totalidad, el “material, o capacidad pensante” de sus habitantes tenderá por obligación,  a tener  que crecer en algún momento; y eso, de seguro podría poner en riesgo, y hasta dar al traste con el sistema de partidos vigente, encabezado por el bipartidismo local de los últimos tiempos, muy impropio en opinión de algunos politólogos.

 

Eso significa que, también por la adición de otras cosas que se estilan actualmente, las organizaciones políticas presentes tienen que abocarse a una revisión y modificación urgentes de sus principios base; al igual que deben hacerlo en lo personal, algunos de sus más altos representantes, con los comportamientos indebidos observan, en pos de cambiar las imágenes públicas respectivas, y que la gente no los siga viendo como empresas comerciales muy lucrativas, administradas sagazmente por sus dirigentes, o líderes superiores.

 

De lo contrario, la tendencia de las abstenciones electorales ciudadanas cada vez irá en aumento, y podría llevarse de encuentro, conjuntamente con las otras cosas deleznables que  acompañan a la “partidocracia” nuestra, el sistema de partidos vigente en esta nación, aun no haya una normativa legal que limite el acceso al poder por esa razón, el ausentismo en los procesos, según entendemos.

 

El hecho de que la ciudadanía en capacidad  de votar, tenga siempre que elegir entre lo que se entiende, como lo malo y lo peor, implica un alto riesgo a considerar por parte de los que aspiran a dirigir los destinos nacionales, desde los partidos políticos, como a seguir viviendo de esa actividad, que se aprecia  tan lucrativa.

 

 

Rolando Fernández

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: