Entre delincuencia, criminalidad, política y discursos

Mientras resulta una tortura aquí,  el hojear las páginas de los periódicos nacionales, y reparar en los tantos titulares y las reseñas que aparecen publicadas sobre la criminalidad y los actos delincuenciales entre los que se debate el país, nuestra mayor autoridad, dedica parte del  escaso tiempo de que normalmente dispone un presidente, a sus actividades de magnifica oratoria, ahora a nivel internacional, en otra de las  majestuosas  “Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “discurseando” sobre su iluso proyecto de combate a la especulación financiera mundial, relativa básicamente al petróleo, y a los alimentos que demandan las sociedades en general.

 

Esa es una aspiración que, por más humanitaria y solidaria que parezca, independientemente de quien sea el ideólogo y promotor original del proyecto, luce imposible en el marco del actual sistema económico capitalista, especulador y subyugante de los más pobres.  Sería como estar tirándole piedras a la Luna; a menos que, se procure en adición, y con voluntad férrea, un cambio en el modelo de comercialización imperante a nivel global, lo cual no resultaría muy fácil.

 

En relación con la temática además, la pregunta obligada que se desprende en el mismo tenor de la solidaridad sin fronteras, como enmendadora, en cuyos pronunciamientos y muestras de apoyo,  luce que hay un aspecto muy importante que se está dejando de lado, y que es, el relativo a lo interno de cada país, como por ejemplo la República Dominicana, ¿qué es lo que se va a hacer al respecto? ¿Cuáles serían las medidas conexas a introducir, de lograrse la cooperación de los grandes productores y  capitalistas internacionales?

 

Pues, de todos es conocido que, una gran parte del flagelo especulativo que lacera de manera significativa la economía de la gente  en las naciones tercermundistas, no es importada; y que su base principal está a nivel local, por ser producto de las apetencias políticas, la falta de institucionalidad interna, como de la corrupción estatal fehaciente.

 

Pero además que, aquel factor de ultramar que se procura combatir, gravita de manera concomitante con  las actitudes nacionales de especulación; que ambos en conjunto limitan, sobremanera, el poder adquisitivo de las personas; y que como es obvio, les impiden satisfacer sus necesidades más perentorias, lo que hace que en parte contribuyan con la realización de los hechos delincuenciales y criminales, que vienen provocando una inseguridad ciudadana extrema, como es en el caso la nación dominicana. Luego, ¡el enfrentar la una solamente en el exterior, no haría disminuir la otra! ¿Por qué no reflexionar sobre eso?

 

De igual forma, resulta más que cuestionable que, en tanto ese estado de incertidumbre y desasosiego – delincuencia y criminalidad provocada  por varias razones, incluyendo la que ahora motiva -,  arropa  la República a  nivel general, y se expande muy a la vista de todos los políticos nacionales, ¡el caso es omiso!; debido a que, estos se encuentran dedicados totalmente, o imbuidos en sus campañas, como haciendo los amarres correspondientes a su entender; creando más “ventorrillos” politiqueros; procurando reconocimiento ante la Junta Central Electoral; y, buscándosela, como se dice en buen dominicano. ¡Habrá que clamar al cielo para que intervenga!

 

Claro, lo que a ellos menos les preocupa son las situaciones calamitosas por las que atraviesa la población.  El objetivo de la mayoría es llegar a la meta, para seguir administrándole al país la misma medicina, ¡y nada más!; mientras que a otros, sólo les interesa su proyección internacional para el futuro. ¡Que bien!

 

Rolando Fernández

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: