El vice que más veces presidente ha sido

En el fragor de las aspiraciones proselitistas presidenciales, para el período de gobierno que inicia a partir de agosto del 2012, el señor vicepresidente de la República, también ha dejado entrever esa posibilidad con respecto a él.

Es obvio que, como ciudadano, y connotado miembro del partido oficialista, amén de sus condiciones de ducho profesional del Derecho, profesor de muchas generaciones, y por tanto, conocedor en parte de la idiosincrasia de los dominicanos, tiene todo el derecho a pretender ostentar alguna vez la primera magistratura del Estado, por mandato popular; no por delegación condicionada; aunque, tenga que “romper corozos”, como reza un refrán popular, frente a la cantera de pretendientes al trono que allí se tiene.

Sí, pues para nadie es un secreto, que los  segundos no son más que figuras representativas, actuando siempre bajo las directrices del primero, aun le tenga que sustituir de momentos, en base a dispuesto constitucionalmente, en este caso.

Ahora, es lógico suponer que, podría llevarles cierta ventaja a los demás aspirantes dentro de la organización, en el sentido de que, en nuestra historia republicana, se le considera  el vice que más veces ha sido presidente de la República durante su gestión; por lo que, en algo tiene que haberse adiestrado; y que eso, debe aportarle tantos a su favor.

Y es que, como es de todos muy bien conocido,  la nación tiene en la actualidad, y desde hace ya varios años, un primer mandatario que se ha caracterizado, a juicios de muchos, por compartir su residencia con el exterior, haciendo caso omiso a las críticas ciudadanas en tal sentido; originadas en que, los propósitos reales y los resultados que se logran en esos viajes, no trascienden hasta el seno mismo de la sociedad; amén de los gastos significativos en los que hay que incurrir: erogaciones en monedas extranjeras, con cargo al pueblo.

Evidentemente,  esa gran cantidad de salidas, que podrían bien estar dentro del marco de sus funciones, inducen a inferir, como es lógico suponer, que le hacen desentenderse un poco de los grandes problemas nacionales;  lo cual es algo que, no cabe duda, es un aspecto que luce negativo en su administración; y  que, el señor presidente de la República, debería revisar y ponderar muy bien, si es que tiene la intención de continuar dirigiendo los destinos nacionales, a partir del año 2012.

Cabría incluir aquí, la afirmación que hiciera el obispo de la diócesis Mao-Montecristi, monseñor Diómedes Espinal de León, en la homilía de día de la Virgen de La Altagracia, en que criticó con fortaleza el gobierno del PLD, y la gestión del presidente, diciendo que, “el presidente Leonel Fernández está “ciego, sordo y mudo como en los tiempos de Joaquín Balaguer”, ya que ha hecho caso omiso al cúmulo de problemas que afecta al pueblo dominicano”. (Periódico Diario Libre, del 24-1-11, página 12). Claro está, el que los muchos viajes  pueden haber influido,  para que se tenga esa apreciación tan desfavorable  hoy, con respecto a sus mandatos.

Para cualquier pensador, o analista imparcial, una aseveración así, en voz de la Iglesia Católica, es indiscutible que tiene mucho peso; y que, se debe reparar en ella, con suficiente atención. ¡OJO!

Rolando Fernández

Una respuesta

  1. whoah this blog is excellent i really like reading your articles. Stay up the good work! You already know, many persons are looking around for this info, you could help them greatly. dfkgddcakfbe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: